Mientras el resto del mundo se duerme, China y Rusia avanzan


Mientras todo el mundo se la ha pasado analizando las conclusiones del reporte Mueller, por otro lado, y sin mayor ruido, los rusos están llenando a Venezuela de soldados rusos y misiles tierra aire. Hace varios años se protagonizó todo un drama porque los rusos estaban llenando de misiles nucleares a Cuba en los 60’s y se acusó al joven presidente Kennedy de inexperto e ingenuo. Hoy, solo vemos declaraciones del señor Mike Pompeo de que no se permitirá ninguna injerencia en Venezuela que desestabilice la región. La pregunta que me surge es: ¿Acaso no estamos ya en un escenario bien complejo como para estar solo dando declaraciones? Desde que se planeó el absurdo del 23 de febrero pensé que se estaba jugando solo a favorecer a Maduro. Lo del 23 de febrero se podría catalogar como otra Bahía de Cochinos, con la diferencia que aquí no hubo disparos, pero al igual que ese día, se hizo el ridículo. Yo no soy militar, pero si soy estratega, y creo que ante el enemigo uno nunca puede parecer como un perro que ladra y no muerde, especialmente cuando ese enemigo es peligroso y siniestro. Entonces, el famoso día de la ayuda fracasó rotundamente y ahora el dictador se dio cuenta que nadie haría nada y que por ahora quien va ganando es él, los rusos y China.


Me da la impresión de que se está jugando a un escenario parecido al de la guerra de Corea o a la Alemania post segunda guerra mundial. Una Venezuela separada. ¿Por qué digo que estamos ante un escenario de una Venezuela partida en dos? Es simple, y hasta un ciego podría establecerlo. Hay dos presidentes, dos gobiernos, dos países, dos fuerzas y hasta dos cuerpos diplomáticos con dos grupos de países que aceptan y no aceptan a los presidentes tanto usurpador e interino. Entonces, ¿cuál es el rol del señor Juan Guaidó? No es muy claro, y más bien parece que lo hubieran puesto como carne de cañón para provocar al régimen a cometer errores o inclusive, Dios no lo quiera, a liquidar al líder venezolano sea por vía judicial o física.


Sinceramente espero que EEUU y los países que han apoyado esta cruzada se den cuenta de que la hora del verso y las declaraciones se acabó hace rato. ¿No será más bien que EEUU le tiene miedo a China y Rusia? O nuevamente nos vamos a quedar quietos mientras los rusos hacen lo que se les da la gana y el mundo observa. Yo espero que no porque, como ciudadano del continente americano, no estoy dispuesto a ver cómo a Venezuela la convierten en otra Siria, y los rusos ya demostraron que son especialistas en destruir países en donde tienen intereses. Lo he dicho varias veces, solo los venezolanos podrán vencer al régimen. Si siguen esperando que alguien les haga el favor de destruir ese régimen, entonces que se vayan preparando para dos cosas; 1. Ser la Cuba 2.0 ó 2. Ser un país dividido por intereses políticos que acabarán por destruirlos. Yo no invito a la guerra, pero sí a que los ciudadanos retomen su país, que se vea la fuerza de avanzar y seguro lograrán el triunfo. De lo contrario se quedarán esperando que se dé el milagro que nunca llegará. Como dice mi madre: “Ayúdate, que Dios te ayudará”, y en ese escenario estamos actualmente. Los venezolanos deben demostrar que tienen cómo derrocar al régimen, así eso implique vidas humanas, y a partir de ese momento todas las fuerzas estarán listas para que en una coalición se saque al usurpador del poder. Si eso no existe, es bien complicado que se pida a los demás hacer lo que los mismos venezolanos no son capaces de lograr.



Cristhian Mancera Mejia

www.latribunacolus.com

@latribunacolus

0 views0 comments