¡Los cambios los hacemos en las urnas!


Al ver las protestas perpetuas en las calles, un comité del paro que en muchos casos no representa si no a ciertos sectores que están en las calles, y un gobierno lento y desconectado con las realidades, como también a millones de colombianos cansados de que sus ciudades estén bloqueadas generando más problemas que soluciones, me queda claro que los cambios los logramos es en las urnas sin violencia y muertes entre colombianos.


Podemos empezar por censurar la violencia de donde venga. Lo que yo veo es cada lado justificando las muertes sin ponerse en el lugar del otro. Al final, nos estamos matando entre colombianos sin que nos demos cuenta de que el camino para solucionar el inconformismo no esta en las calles, si no en las urnas. Yo personalmente comparto muchas de las peticiones que se hacen en las calles. Hay desigualdad, falta de oportunidades y un grupo de personas que tiene mucha riqueza y que tratan al resto de la población como peones en una finca. Creo que esa idea de creer de que los colombianos somo peones en una finca ya viene siendo hora de dejarla en el pasado. La gente esta cansada de políticos mentirosos, y sobre todo políticos que no representan sino los intereses de esos ricos que les financiaron sus campañas. La gente esta cansada de lo mismo, y eso sumado a una reforma tributaria mal pensada, desencadeno la protesta social y violencia en las calles.


Hay que entender que mucha gente lo ha perdido todo ante un gobierno que ha favorecido los grandes intereses económicos y no el interés del colombiano de a pie. Ahí está el problema y porque digo que hay una desconexión con la gente. Otros países de la región han tenido la claridad de ver que primero es la gente, y después los ricos que al final solo son beneficiarios del progreso del colectivo. No podemos pensar en la ingenua idea de que el rico compartirá su riqueza generando mas empleos. Eso no es cierto y solo una excusa para justificar reformas tributarias que solo generan más pobreza. La realidad económica es otra. Cuando el colectivo de la gente tiene dinero, puede gastar, generar desarrollo y mueve la economía. Pero cuando hay gobiernos que solo piensan en sacarle dinero a los mas pobres y clase media, entonces no hay economía que aguante ese tipo de exigencias tributarias. Y en este caso, Colombia fue el ejemplo mas claro de lo que es un gobierno desconectado con la gente y realidad del momento. Estados Unidos fue uno de los que priorizo su gente, y en medio de una polarización intensa en EE. UU. en 2020 se logro poner de acuerdo con el congreso en las ayudas que la gente iba a necesitar. Pero no se hizo lo que hizo el gobierno Duque en Colombia: priorizar los ricos y dejar sin nada a los más necesitados. Eso es y fue el camino equivocado para el momento que se estaba viviendo en Colombia.


Por eso creo plenamente que los cambios que quiere la sociedad se consiguen en las urnas. Estar en las calles quemando edificios, matando a personas y quemando policías no es el camino ante un Estado que ha respondido con igual o mas violencia volviendo ciertas calles y ciudades en campos de guerra. Es claro que hay que poner orden en las ciudades, es claro que el comité del paro no representa a todos a quienes están en las calles lo cual hace la negociación con ellos medio inútil, y por el otro lado es claro que el gobierno no cederá en todo lo que se pide. Mientras tanto hay personas y ciudades enteras que están por entrar en crisis de abastecimiento sin mencionar que muchos quienes bloquean las calles son unos delincuentes que cobran peajes y extorciones por dejar pasar alimentos y ambulancias. Ya vimos como ya varios ciudadanos han muerto como consecuencia de estos bloqueos. Entonces el mensaje es claro: Hay que saber elegir, hay que saber elegir congresistas, y hay que cambiar el mapa político del país. Hay que construir país desde la institucionalidad, sin resentimientos ni odios, y mas bien teniendo claro que queremos cambiar, y así, en donde vale, hacer los cambios. matándonos en las calles y bloqueando ciudades no es el camino porque desdibuja el mensaje de la protesta social que es claro: ¡Ya no más! ¡Queremos un cambio! Hay que demostrar que somos mejores y no una alternativa peor y destructiva a la que hay actualmente. Por eso sin violencia, sin bloqueos y en paz, pidamos los cambios que quiere el país en las urnas y cambiemos a Colombia de verdad.



Cristhian Mancera Mejia

www.latribunacolusnews.com

@cmancera33

@latribunacolus

51 views0 comments