La clase media está bajo asedio por el mercado inmobiliario en el condado Miami-Dade


Durante los últimos 14 años he vivido en Miami-Dade y amo a mi comunidad. Es diversa y trabajadora con sueños de lograr el “Sueño Americano”, pero ese sueño se ha vuelto más un sueño imposible de lograr en el condado de Miami-Dade. Muchos desarrolladores se han encargado de especular con el mercado, COVID 19, y eso ha creado un mercado en el que los residentes locales de Miami Dade están pensando en irse del condado porque ya no brinda un entorno para que las personas trabajadoras prosperen y crezcan. La inflación actual y los altos costos de alquiler y mercado inmobiliario han obligado a muchos a irse y desistir de sus sueños.


Los precios de alquiler y el valor de las casas han aumentado de tal manera que muchos ya no pueden pagar el alquiler, o incluso pensar en comprar una casa porque necesitan ser ricos para pagarla. Muchos de los que se están beneficiando del alza en los precios compran casas de familias de bajos ingresos y luego las revenden con un aumento del 100% del valor de mercado, y luego, el valor de mercado de las casas en esa área sube como magia. Es muy complicado para cualquiera comprar o alquilar. Es un efecto dominó que está acabando con el bolsillo de nuestras familias.


En el distrito 11, por ejemplo, he visto casas que solían alquilarse por 2300k USD y ahora están en 3500k USD que ninguna familia local puede pagar. Es casi como ser asaltado a mano armada. O pagas o te vas del barrio donde creciste.


Los líderes locales están, en algunos casos, atados a los fondos de campaña provenientes de estos desarrolladores de vivienda, que se benefician de este mercado inmobiliario. Por lo tanto, esperar que estos individuos vayan y luchen por las personas que sufren seria ingenuo. Los residentes locales deben elegir líderes que luchen por ellos y, hasta ahora, lo que hemos visto es que las mismas personas son elegidas y los votantes son engañados de sus sueños de vivir en nuestro condado.


Esta realidad no solo afecta a Miami-Dade, es un problema estatal que debe abordarse. Este año tenemos elecciones y todos los votantes deben hacer que el mercado inmobiliario y los costos sean un tema que este en la mesa de discusión con una resolución.Los líderes que tienen un compromiso real con este tema deben ser elegidos para luchar por nosotros; las familias trabajadoras del condado de Miami Dade.


Finalmente, estamos sitiados porque muchos se han ido del condado, muchos se irán antes de que se resuelva el problema y, al final, el condado de Dade no tendrá a nadie para servir en los restaurantes, limpiar las casas de los ricos y brindar servicios esenciales. . Supongo que los ricos, cuyos intereses son atendidos por los desarrolladores de vivienda, construirán algunos proyectos de viviendas asequibles para albergar a los pobres que les servirán casi como si estuvieran construyendo casas para esclavos. Espero sinceramente que este problema se resuelva y que valoremos a nuestros residentes entendiendo que son familias trabajadoras que han ayudado a construir este condado. Atacarlos y aprovecharse de ellos no hará del condado Miami-Dade un mundo de fantasía.



Cristhian Mancera Mejía

Director and Political activist

www.latribunacolus.com

twitter @cmancera33

IG @manceramejia

64 views0 comments